Todos podemos aportar algo a nuestra comunidad

Por: Irving Rivera

No es un secreto que todo ciudadano de nuestro querido Cajeme ansia un municipio con oportunidades para desarrollarse social y profesionalmente, situación que requiere del esfuerzo colectivo, lo cual no siempre está claro para todos los habitantes de nuestra ciudad, pues es muy frecuente que dejemos toda labor a los servidores públicos, evadiendo así la responsabilidad que tenemos como Cajemenses.

Para lograr tal fin, podríamos mencionar 4 grandes etapas, de manera que podamos llegar a tener un ambiente propicio para poder gozar de calidad de vida. Estas etapas son:

1.- Conciencia personal

2.- Agrupamiento o formación de tribus

3.- Agentes de cambio

4.- Los resultados o beneficios en la comunidad.

La primera etapa es en el plano personal, y se refiere a la auto-conciencia sobre las condiciones en las que se desarrolla su vida, sus oportunidades, su futuro, su contexto en general; y posterior a esto, el despertar de la conciencia, las ganas de crear un cambio positivo en su sociedad desde su entorno, situación que requiere la preparación y auto-superación para entender dicho contexto para entonces buscar soluciones duraderas. Sin embargo, resulta bastante retador lograr que las personas entiendan que el cambio empieza en nosotros primero, para después darse a la tarea de construir un mejor ambiente.

La segunda etapa es el agrupamiento en el medio o área de influencia, conocido también como la formación de tribus, donde varias personas con afinidad por objetivos específicos se reúnen o muestran un interés por emprender iniciativas, integrándose en equipos de trabajo para buscar generar el cambio que se necesita y así poco a poco incrementar la participación de más ciudadanos.

Al momento de tener ese agrupamiento con objetivos claros, una metodología de trabajo clara, llegamos a la tercer etapa, en la cual se trabaja constantemente bajo esquemas objetivos, de análisis de información o de desarrollo de actividades claramente definidas donde el equipo de personas se involucra, dando seguimiento a las iniciativas para crear nuevas oportunidades, nuevos panoramas, un cambio en el status que empodera a más personas para convertirse en agentes de cambio que se sumen a las actividades, y con esto lograr incidir y tener impacto en el entorno.

Cuando varias tribus en una misma región alcanzan las tres primeras etapas, podríamos decir que se cuenta con una comunidad activa y ocupada en mejorar sus condiciones de vida, y por tanto, incrementa su posibilidad de incidir en la mejora de condiciones de empleo, seguridad y bienestar social para tener mejor calidad de vida.